FOTÓGRAFO DE GALÁPAGOS, TE COMPARTO UN SUEÑO CUMPLIDO EN EL DÍA MUNDIAL DE LA FOTOGRAFÍA

A los 14 años creció en mí el sueño de ser fotógrafo. Sin embargo, los retos y las decisiones de vida me llevaron a otros rumbos, otras metas, otros sueños.

En el año 2009 devengué la beca que me permitió estudiar fuera del país y trabajar durante aproximadamente 8 años en el campo social para sostener a mi familia. A partir de esto, fue un año de transición laboral entre el Ecuador continental y el archipiélago.

A pesar de ser residente permanente desde el 2002, a finales del 2010 nos establecimos definitivamente en Puerto Ayora junto a mi esposa e hijos, momento en que comienza mi aventura en las islas. Este nuevo comienzo se convirtió en una nueva oportunidad, para desempolvar aquel sueño que guardé en el cajón del olvido hace casi 20 años atrás.

Un año trascurrió entre un voluntariado en el Parque Nacional, trabajos esporádicos en turismo y mis intentos por convertirme en fotógrafo.

En enero del 2012 el sueño se comenzó a cristalizar cuando recibí una llamada para formar parte del equipo de Comunicación Ambiental del Parque Nacional Galápagos, rol que me ha permitido recorrer el archipiélago con una cámara sobre el hombro para documentar las actividades de conservación de mis compañeros guardaparques.

12 años después de volver a luchar por aquel sueño; luego de, un sin número de proyectos fotográficos, reconocimientos, premios, cientos de talleres, estudiantes, y de facturar por mi trabajo cifras que no creía posible, puedo decir con certeza que lo he cumplido. Es sí, todo esto sin haber parado de estudiar, practicar y experimentar cada día.

No sólo me convertí en Fotógrafo de Galápagos como soy conocido, me convertí en artista, educador, promotor de Galápagos como destino y del uso de la fotografía como herramienta para conservación de la naturaleza. Ha sido un gran reto y es grato saber que tus obras están alrededor del mundo o ver cómo tus ex estudiantes llevan una cámara bajo el brazo para crear trabajos que financian sus estudios o simplemente como hobby.  

En este camino aprendí a volverme atento a todo, a los detalles, a los colores, a la gente, sus corazones, a sus almas. Aprendí también, que lo importante es esforzarnos para lograr grandes cosas, no solo para uno mismo, si no para el bien común.

Por eso desde mi zona de influencia trato impactar de la mejor manera posible con lo que mejor se hacer, hacer fotografía.  Poder alivianar el camino, potenciar el talento, y ayudar a lograr alguna meta a los jóvenes que participan de mi enseñanza o con quienes comparto mis experiencias, es un propósito de vida muy gratificante para mí.

¡Feliz día de la fotografía!

Atentamente,

Fotógrafo de Galápagos

(Visited 382 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *