TE INVITO A REFLEXIONAR SOBRE EL CUIDADO DEL MAR CON ESTA SERIE FOTOGRÁFICA Y DENUNCIA SOCIAL

Hola. Como les prometí en la publicación anterior hoy les traigo el resultado final de la producción del taller Reserva Marina de Galápagos: Cuidado y protección más allá del mar, que realizamos junto a jóvenes y artistas locales. Si te perdiste la previa puedes revisarla aquí .

En este proyecto me acompañaron educadores ambientales, artistas, maquilladores y modelos de las islas, que junto a jóvenes galapagueños creamos una muestra fotográfica compuesta por 10 imágenes, que pretenden alertar sobre los riesgos del consumismo, la basura que desechamos y su impacto en el ecosistema y la vida que hay en la Reserva Marina de Galápagos.

Me complace contar que muchos jóvenes aceptaron la convocatoria realizada en las redes sociales, donde me encuentran como Fotógrafo de Galápagos, entre ellos Dilan Carrión, de 14 años y residente de Santa Cruz.

También nos acompañó Valeria Lachimba Altamirano, de 17 años y residente de Santa Cruz. Gracias por compartir tu experiencia en los dos días del taller. 


En la fase teórica del taller, los jóvenes conocieron de manera lúdica la importancia de la Reserva Marina, los impactos que soporta de manera natural y los provocados por el hombre.

Y en la parte artística aprendieron cómo las fotografías y el arte pueden provocar reflexiones en las personas, mientras comunicamos de una manera diferente, más allá de las palabras.

Esa fue la experiencia que disfrutó Angela Pineda Ciuffardi, de 25 años y residente de Santa Cruz, a quien agradezco su reflexión sobre el trabajo que realizamos.

Sin embargo, el mensaje que más me emocionó es el de Dana Shunaula Yépez, de 17 años y residente de Santa Cruz.


Sus palabras me hicieron comprender que tuvimos éxito en el desarrollo de este taller que realizamos junto a la Fundación de Conservación Jocotoco y la organización Re:wild, para generar conciencia y un cambio de comportamiento amigable con el archipiélago, mediante educación ambiental y la creación artística sobre las amenazas que enfrenta la Reserva Marina.

Gracias al aporte creativo de los participantes construimos una denuncia social, a través de una serie fotográfica que refleja cómo los desechos que acaban en el mar impactan la vida marina, retornan a nosotros, convirtiéndose en un ciclo destructivo que necesita un alto lo más pronto posible.

Con las siguientes fotografías lo que buscamos es generar conciencia para que el cuidado y protección de la Reserva Marina vaya más allá del mar, formando parte de nuestra rutina de vida diaria favor de la naturaleza.

Cada persona no puede reducir la producción de plástico, pero si puede sumarse a la reducción del consumismo y el uso excesivo de este material. Las personas si podemos cambiar nuestros hábitos con más facilidad que las especies. No te dejes atrapar.
En 70 años la producción de plástico ha superado a cualquier otro material. Solo el 9% de los 9000 millones de toneladas de plástico producido en el mundo ha sido reciclado.
En 30 años se estima que tendremos 12000 millones de toneladas de basura plástica en los mares. Las limpiezas costeras no serán suficientes, para evitar las huellas, heridas y efectos en las especies y la naturaleza, pero tampoco en la salud humana.
La ONU (Organización de las Naciones Unidas) estima que en el año 2050 tendremos 12.000 millones de toneladas de desechos plásticos en los vertederos y en los océanos. Y 13 millones de toneladas de plástico son vertidas al océano cada año.
La Resiliencia es la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a una situación adversa. Las aves marinas de Galápagos se están adaptando a la basura plástica en el mar para hacer sus nidos.
Según La ONU 100 mil organismos marinos mueren intoxicados por plástico. En Galápagos, crías, juveniles y adultos de varias especies pierden la vida por la basura marina que flota en sus aguas o llega a nuestras costas.
El microplástico o fragmentos diminutos de plástico ha sido hallado en la sal de mesa y en el agua embotellada, pero si estos residuos son consumidos por animales marinos entran a la cadena alimenticia humana.
Miles de organismos marinos mueren intoxicados por que no diferencian entre el plástico y su comida natural. Algunos individuos de especies gigantes como ballenas han muerto por tener el estómago lleno de plástico.
En redes sociales han aparecido imágenes de especies afectadas por la basura marina y la pesca no responsable, dentro y fuera de Galápagos. Esta imagen es parte de esta colección creada por jóvenes, educadores y gestores culturales para reflexionar sobre el cuidado de nuestros mares.
Con esta serie fotográfica pretendemos despertar el debate sobre el problema de la basura marina, motivar a los tomadores de decisión a generar más acción a favor de nuestros mares y el planeta.

Este proyecto ha sido posible gracias al apoyo de:

(Visited 151 times, 1 visits today)

2 Comments TE INVITO A REFLEXIONAR SOBRE EL CUIDADO DEL MAR CON ESTA SERIE FOTOGRÁFICA Y DENUNCIA SOCIAL

  1. Jorge Salcedo 1 febrero, 2023 at 4:09 pm

    Hola, soy Jorge Salcedo, docente jubilado de Venezuela y vivsu publicación en Instagram y me llamo la atención. Soy de Venezuela pero el objeto de su trabajo puede ser aplicado a cualquier hábitat marino de cualquier parte del mundo.
    Con todo respeto debo hacer una corrección. Cuando digo que algo es marino es porque proviene del mar y la BASURA en este caso NO.

    Reply
    1. Diego Bermeo 1 febrero, 2023 at 4:54 pm

      Hola Jorge, muchas gracias por leer el artículo. Muy valiosa tu observación. Gracias de nuevo.

      Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *